Actualidad

Áreas de trabajo
OUTTHINK 2030: la necesaria transición hacia un nuevo modelo productivo
2 septiembre, 2022

El 99,83% de las empresas españolas son pymes, y dentro de ellas, las microempresas de 1 a 9 empleados y las empresas sin asalariados representan el 93,65%. España tiene un tejido empresarial más fragmentado que todo el conjunto de la Unión Europea, lo cual tiene una consecuencia negativa: las empresas de menor tamaño tienen menos productividad laboral, presentan una una posición financiera menos asentada que las grandes empresas, lo que se traduce en menor rentabilidad, y son más vulnerables a impactos externos de la economía.

El reto para la competitividad y el desarrollo empresarial del país sigue siendo la escasa capacidad de crecimiento e innovación de las pymes. Impulsar su digitalización es una oportunidad para reforzar su productividad y resiliencia, y sentar las bases para su escalabilidad. El tejido productivo español debe adaptarse a las nuevas necesidades de un mundo globalizado, donde la tecnología y la cultura digital configuran la empresa del futuro. En este sentido, la digitalización no es un fin al que aspirar, sino un medio para que las pequeñas y medianas empresas españolas se consoliden y creen un auténtico ecosistema de innovación y emprendimiento.

De todo ello, y de las palancas para lograr en 2030 un nuevo modelo económico más innovador, competitivo y sostenible, en el que la digitalización represente el 40% del PIB, hablaremos en OUTTHINK 2030, el gran evento anual de Adigital que se celebrará el 21 de septiembre en Madrid.

La digitalización como vía para la escalabilidad de la pyme

 

Además de apuntalar la resiliencia y la productividad, la digitalización es la base para el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, como señalamos en nuestro informe “Economía Digital en España”, elaborado por Adigital con Boston Consulting Group.

Por un lado, la digitalización del go-to-market (por ejemplo, comercio electrónico, presencia en redes sociales, etcétera) amplía el mercado objetivo y da acceso a los mercados internacionales. Por su parte, la digitalización del back-office y, en su caso, de los procesos productivos, genera una eficiencia interna clave para escalar las operaciones, una escala imposible de alcanzar cuando dichos procesos dependen íntegramente del capital humano. El nivel más avanzado de digitalización, consistente en el análisis de datos y la toma de decisiones basada en datos, confiere a las empresas una ventaja competitiva clave al permitir el diseño de soluciones innovadoras, el desarrollo de productos y servicios hiperpersonalizados y la transformación de la experiencia de cliente.

Los dos obstáculos principales que encuentran las pymes la hora de emprender su digitalización son la infradotación de recursos para la transformación digital y la falta de capacidades digitales. Resulta imprescindible que los pequeños y medianos empresarios tengan un mejor entendimiento del retorno de la inversión en digitalización, tanto en el aumento de las ventas como en la mejora de los márgenes. Sin esa convicción, las pymes seguirán lastradas por una inversión insuficiente en transformación digital.

Digitalizar para innovar y desarrollar nuevos productos y modelos de negocio

Las pymes españolas están también por debajo de la media europea en innovación de productos y procesos y muy lejos de las alemanas, que duplican y hasta triplican las tasas de innovación de nuestro país. Estos resultados son preocupantes en la medida en que la falta de innovación se traduce en una menor capacidad de desarrollar productos y servicios diferenciados y de alto valor añadido, lo que lastra la competitividad y la capacidad de crecer.

No obstante, los datos muestran que las pymes españolas presentan niveles de madurez digital similares a sus equivalentes europeas, lo que revela que no están sabiendo aprovechar todo el potencial de la digitalización para transformar la empresa.

Adigital propone impulsar una estrategia global para la digitalización del tejido empresarial adaptada al tamaño de las empresas, la diversidad de sus actividades y su capacitación digital, que se apoye en los modelos de éxito empresarial de nuestro país:

  • Por un lado, contamos con el conocimiento existente en las grandes empresas españolas, que una vez superada la fase inicial de la transformación digital han evolucionado en su cultura digital promoviendo el cambio desde las capas más altas para asimilar la economía del dato, comprendiendo su valor y su poder de escalabilidad.
  • Por otro lado, debemos mirar a las denominadas scale-ups, de las que tenemos ejemplos destacados en nuestro país, como una oportunidad de aprender de un modelo empresarial innovador y de alto impacto en la economía.
  • Y, por último, es necesario que la pequeña empresa se inspire en la cultura startup que contempla la tecnología en el centro de su modelo de negocio.

Propuestas de Adigital para impulsar la transformación de la pyme

En nuestro informe «Economía Digital en España», desde Adigital proponemos cinco ejes de trabajo para impulsar una transformación digital de la pymes de carácter estructural y continuado, que impacte en el modelo productivo de una forma definitiva:

  • Recomendación 1. Avanzar en la cultura digital, acompañando a las pymes en la integración de la tecnología en sus procesos y formas de trabajo.
  • Recomendación 2. Fomentar el diálogo público por una regulación adecuada, con sistemas de consulta y participación de organizaciones vinculadas al tejido pyme, como Adigital.
  • Recomendación 3. Involucrar a la gran empresa y las scale-ups españolas en la digitalización de las pymes.
  • Recomendación 4. Garantizar la efectividad y el impacto de las ayudas a la digitalización de las pymes, como el programa Kit Digital
  • Recomendación 5. Impulsar los siguientes pasos al desarrollo de la Ley de Start-ups y Crea y Crece, ampliando el concepto de empresa emergente y revisando la limitación a los emprendedores en serie.

Sobre todo ello reflexionaremos en OUTTHINK 2030.

Solicita aquí tu invitación para asistir al evento.