Tech for Good: La tecnología al servicio de la salud

Tech for Good: Tecnología al servicio de la salud

7 abril, 2020

Categorías:

Actualidad  |  Adigital

Comparte esta noticia:

Durante esta crisis, la tecnología ha confirmado su papel habilitador, en casi todos los aspectos de la vida, para ayudarnos a superar situaciones de dificultad y hacer posible lo impensable. Y su contribución al gran frente de estos días, la salud, no podía ser menos. Con motivo del Día Mundial de la Salud, realizamos un repaso por las iniciativas tecnológicas que han facilitado la labor sanitaria durante estos días.

Solidaridad particular al servicio del bien común

Unos de los grandes protagonistas de estos días han sido Reesistencia Team. Este equipo asturiano formado por tres ingenieros y un especialista en fabricación 3D fabricó en tiempo récord el primer respirador autónomo de licencia abierta, basado en el sistema Jackson Rees. Una vez diseñado, sus creadores pusieron las instrucciones de fabricación del aparato, que tarda 58 minutos en elaborarse, a disposición de todo aquel que cuente con una impresora 3D u otras máquinas de fabricación digital y quiera colaborar en su producción.

Este tipo de iniciativas y la fabricación de estos dispositivos se ha llevado a cabo mediante iniciativas conjuntas y grupos como Coronavirus makers o la iniciativa AIRE, que surgieron inmediatamente con la emergencia sanitaria, para aunar esfuerzos y conocimiento de profesionales y particulares que, desde el primer momento, quisieron ponerse al servicio de la sociedad para ayudar a combatir esta situación.

Algo similar han hecho posible el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Leitat, el Consorci Sanitari de Terrasa, el hospital Parc Taulí de Sabadell y el Servei Català de Salut, junto a otras empresas como HP, Seat, Airbus o Navantia, al desarrollar el Leitat 1, el primer respirador mecánico de campaña con capacidad de ser industrializable, que ya ha sido avalado por Sanidad y del que se calcula que se podrán producir entre 50 y 100 unidades cada día.

Evitar el colapso del sistema

Mientras unos aportan un bien tan preciado estos días, y que tantas vidas puede salvar como los respiradores, la Comunidad de Madrid, junto con varias empresas y emprendedores del sector tecnológico, desarrollaba la aplicación para web y móvil Coronamadrid.com. Se trata de una aplicación que ayuda a los ciudadanos a realizar autoevaluaciones de posibles síntomas de coronavirus y proporciona información y consejos relevantes según su posible estado, con el objetivo de reducir la congestión de los números de teléfono de emergencias, proporcionar información actualizada a los ciudadanos y ayudar a la administración a llevar un seguimiento de la pandemia.

El proyecto ha sido desarrollado por los equipos de tres empresas tecnológicas españolas: Carto, ForceManager y Mendesaltaren, con el apoyo y colaboración de Telefónica, Ferrovial, Goggo network y Google, que han cedido sus equipos y capacidades para desarrollar esta aplicación en un tiempo récord, además de otras muchas contribuciones individuales.

A su vez, otras plataformas como Cita Médica en Casa ponen en contacto a particulares en confinamiento con profesionales médicos para hacer consultas que no sean relativas al COVID-19 y que no sean urgentes, con el objetivo de mantener servicios sanitarios no relacionados con el virus. DKV, por su parte, ofrece su plataforma de telemedicina de forma gratuita a toda la población para realizar consultas médicas online.

Otra aportación, desde un sector muy diferente, ha sido la realizada por plataformas como FreeNow, Uber, Cabify, SocialCar o Bipi. Todas ellas han facilitado, de acuerdo a sus particularidades y a los servicios que ofrecen, que los sanitarios puedan desplazarse para realizar su labor facilitando su movilidad.

La última iniciativa que ha surgido estos días es el chatbot desarrollado por la Secretaría de Estado de Digitalización e IA, con el objetivo de facilitar el acceso a información oficial, inmediata y de confianza sobre el COVID-19 a toda la ciudadanía. Actualmente en fase piloto, en La Rioja, pronto podría extenderse al resto del país.

Todos estos son solo algunos ejemplos de iniciativas de particulares y empresariales, de todo tipo y de todos los sectores, que, desinteresadamente, están contribuyendo a la lucha contra el COVID-19 y a la mejora de las condiciones de vida durante el confinamiento ha sido enorme. Gracias a todas ellas.

Si quieres saber más sobre estos y otros proyectos, puedes consultar más de 100 iniciativas de apoyo a empresas, ayuda sanitaria y a la Administración Pública, ayuda al confinamiento, educación y teleformación e información y sensibilización en techforcovidspain.org.

 

Alberto Perdomo, miembro del equipo de Comunicación de Adigital

X