Pisamonas, de pure player de calzado infantil a Premio Nacional de la Moda 2020

Pisamonas, de pure player de calzado infantil a Premio Nacional de la Moda 2020

1 diciembre, 2020

Categorías:

Asociados  |  Blog

Comparte esta noticia:

Arrancó en el año 2013 y, desde entonces, Pisamonas ha conseguido posicionarse como líder en innovación en su categoría. Hoy Enrique Bretos, su cofundador y CEO, se detiene en la historia y la visión de futuro de la compañía.  

Fue a principios de este año cuando nos dieron la grandísima noticia: después de las deliberaciones del Jurado, el Ministerio de Industria concedía a Pisamonas el Premio Nacional de la Moda 2020 al Emprendimiento Innovador. ¡Qué gran honor y qué ilusión! ¡Era la primera vez que un Premio Nacional de Moda recaía en una marca de calzado infantil!

Por supuesto, no podíamos ni imaginar lo que vendría después, con la pandemia y el confinamiento derivados de la irrupción de un virus que nos tiene a todos en alerta. Pero ha sido precisamente este año tan difícil en tantos sentidos lo que nos ha hecho valorar todavía más este premio cuya entrega por parte de S.M. la Reina Letizia a nuestras fundadoras y directoras creativas, María y Silvia, tuvo lugar finalmente este pasado mes de octubre y todo el esfuerzo que ha habido detrás para llegar hasta aquí.

Todo empezó en el digital

Pusimos en marcha Pisamonas en el año 2013. Nuestro objetivo principal era que se pudieran comprar online zapatos de calidad para nuestros hijos, a buen precio y desde casa. En el mercado había por aquel entonces una oferta muy polarizada entre calzado de importación que no aguantaba dos puestas o zapatos de marcas tradicionales con precios elevados, y poquísimas opciones online. Nosotros queríamos ocupar ese espacio que, como padres y madres, veíamos tan necesario y no encontrábamos.

Fue este el motivo por el que nos adentramos en el mundo del calzado, pese a que ninguno de los socios teníamos experiencia en este sector. Vimos una oportunidad de ofrecer algo diferente en el mercado, que conectase mejor con nuestras necesidades y las de tantos otros padres como nosotros, y decidimos ir a por ello. Teníamos la misión y la ilusión de crear la primera zapatería infantil pure player online.

Las directoras creativas y fundadoras de Pisamonas reciben el Premio Nacional de Moda 2020

Las directoras creativas y fundadoras de Pisamonas reciben el Premio Nacional de Moda 2020 de manos de S.M. la Reina Letizia

Ahora bien, para que el modelo de negocio fuera sostenible y consiguiéramos entrar en ese nicho, necesitábamos llegar a un público muy amplio. Un posicionamiento que teníamos muy claro era el de dar plenas facilidades. Los envíos, cambios y devoluciones tenían que ser gratuitas y a domicilio, y la experiencia digital debía ser extraordinaria, con imágenes, videos y experiencias 360 grados que hicieran casi sentir al cliente que tenía el zapato en la mano.

En definitiva, teníamos que hacer la vida fácil a la gente suficientes preocupaciones tenemos yay ayudarles a ahorrar tiempo de calidad para poder usarlo en jugar con sus hijos o irse a hacer deporte en lugar de peregrinando de tienda en tienda y de cola en cola en busca de los zapatos perfectos… Ya se encargaría Pisamonas de resolver esa parte.

Pensando en esa experiencia de compra, algo que también queríamos que se convirtiera en uno de los pilares de Pisamonas era la atención al cliente. Responder a la necesidad de tener siempre una ayuda personalizada en el proceso de compra y en la resolución de problemas era fundamental para nosotros. Nuestras clientas debían tener la seguridad de tener a una persona para resolver cualquier duda de manera rápida y hacerlo por el canal que mejor le viniera en cada momento (teléfono, email, chat o redes sociales). Queríamos que se sintiesen como si les estuviera atendiendo en una tienda el mejor personal shopper del mundo.

Del ON al OFF, en busca de la omnicanalidad

Una vez que ya habíamos cogido bastante presencia en el mundo online y con la apertura de varios mercados internacionales como Portugal, Francia, Italia o Reino Unido, sentimos que el siguiente paso era acercar Pisamonas a la calle. Queríamos seguir creciendo y ofrecer una experiencia de compra adaptada a las necesidades de cada cliente y eso a veces pasaba por tener una tienda física a la que acudir.

De ahí que, en 2017, comenzáramos a abrir establecimientos a pie de calle en España y Portugal. Nos embarcábamos en el retail tradicional, aunque no necesariamente de la manera “tradicional”. Llegábamos a lo offline con con un fuerte componente digital, con tiendas con pantallas para compra online, procesos de compras y devoluciones que permitían la mezcla de canales con enfoque seamless y la misma vocación de servicio con la que nació nuestra web.

No se trataba de abrir un canal que compitiera con el online, sino todo lo contrario, queríamos que lo complementara, y esa sería nuestra filosofía desde la primera apertura. Daba igual donde hiciera la compra una clienta, lo importante era que iba a tener una experiencia Pisamonas. Si prefería recoger el pedido online en tienda, podía hacerlo sin problema; si en tienda no tenían justo el color que buscaba, se haría el pedido online desde la propia tienda para que el cliente lo recibiera día siguiente donde mejor le viniera. Y así un sinfín de posibilidades que combinaban ambos canales y que, hasta hoy, nos han permitido estar en el camino de la omnicanalidad.

Pero ¿hacia dónde vamos desde aquí?

Hasta aquí, nuestro pasado y parte de nuestro presente, pero seguir avanzando como compañía nos obliga a tener siempre nuestra vista y buena parte de nuestros esfuerzos en el futuro.

Este 2020 nos ha puesto por delante una situación tremendamente compleja para remontar los efectos del COVID-19, pero también es cierto que ha supuesto cambios importantes que pueden actuar en positivo para consumidores y empresas. Me refiero, por ejemplo, a la adopción y consolidación de hábitos de consumo más digitales que han permitido a muchos antiguos y nuevos consumidores seguir accediendo a los bienes y servicios necesarios desde sus hogares.

Gracias a nuestro ADN online, nuestra apuesta por defender el empleo nacional —fabricando todo nuestro calzado en talleres a lo largo y ancho de España y el hecho de ofrecer un producto de calidad a buen precio, esperamos a seguir creciendo en 2021. Seguiremos ampliando canales y mercados en los próximos meses, a la par que continuaremos diseñando colecciones de zapatos para niños ideales, prácticas y alegres, para poner al mal tiempo buena cara y que los peques disfruten ¡bien guapos y cómodos!

Si de algo puede servir nuestra experiencia, creo que es para confirmar la importancia de mantener una actitud de siempre mirada hacia delante, y sin ideas fijas, y de estar preparados para adaptar y pivotar el modelo de negocio según el entorno y las circunstancias: ya sea de lo físico a lo online o al revés, como nosotros; de nacional a internacional o lo contrario; dando un paso adelante o uno para atrás para luego dar dos adelante en el siguiente año… siempre con la vista puesta en el largo plazo.

 

Un artículo de Enrique Bretos, cofundador & CEO de Pisamonas

X