Las plataformas de delivery que operan bajo el modelo de autónomos piden una regulación que combine flexibilidad y mayor protección

Las plataformas de delivery valoran positivamente el inicio de las negociaciones en la mesa de diálogo social

26 octubre, 2020

Categorías:

Adigital  |  Plataformas digitales  |  Prensa

Comparte esta noticia:

La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) ha presentado un análisis del impacto económico de una potencial laboralización de los repartidores autónomos que colaboran con plataformas digitales en España, en el marco de la mesa de diálogo social. Las principales conclusiones del estudio apuntan a que 23.000 repartidores podrían perder su vía de ingresos y los restaurantes españoles perderían más de 250 millones de euros en ingresos.

La semana pasada tuvo lugar la primera reunión de la mesa de diálogo social sobre la regulación del trabajo en plataformas digitales anunciada por el Gobierno. Las plataformas de food delivery que operan bajo un modelo de colaboración con repartidores autónomos, Deliveroo, Glovo, Stuart y Uber Eats, integradas en Adigital, valoran muy positivamente la creación del grupo de trabajo de plataformas digitales, impulsado por la CEOE, que ha empezado a trabajar con sus asociados para defender la necesidad de encontrar soluciones que preserven la flexibilidad y competitividad del mercado laboral y, al mismo tiempo, garanticen mayores derechos y protecciones. Por eso, como material de trabajo para la mesa de diálogo social, Adigital ha presentado un análisis del impacto económico de una potencial laboralización de repartidores en España.

El informe se basa en el caso de Ginebra, donde, desde el pasado 1 de septiembre, no se permite a los trabajadores autónomos operar a través de plataformas de reparto de comida a domicilio. Desde ese día, los repartidores están contratados por flotas de transporte.

La consecuencia de esta nueva medida ha sido una drástica reducción del mercado del delivery, con la consiguiente pérdida de oportunidades económicas para repartidores y restaurantes y la disminución de la oferta disponible para los consumidores.

El análisis concluye que, de los 30.000 repartidores que actualmente operan como autónomos a través de plataformas de delivery en España, un 76% (23.000) perderían su fuente de ingresos a causa de la desaparición del servicio en ciudades de menos de 100.000 habitantes y la reducción de horarios en el resto de ciudades.

Asimismo, el efecto combinado de la reducción del tamaño del mercado y de su valor tendría un fuerte impacto en los ingresos de los restaurantes. La estimación es que, en los 12 meses siguientes a una transición al modelo de flotas, se perderían más de 250 millones de euros de ingresos adicionales para los restaurantes.

Este análisis se centra en el impacto de la laboralización de trabajadores autónomos sólo en el sector del delivery. Sin embargo, dado que el Ministerio de Trabajo y los agentes sociales han dejado claro que esta nueva regulación no solo afectaría a las plataformas de delivery, quedaría pendiente añadir el impacto en el resto de sectores afectados.

“Los resultados de este informe ponen de relieve la necesidad de encontrar una solución que permita combinar la flexibilidad que ofrecen las empresas del ámbito digital con una mayor protección de los trabajadores autónomos que operan a través de las mismas. Se trata de encontrar una solución que permita seguir creando oportunidades económicas para miles de trabajadores autónomos en España y que siga generando ingresos adicionales a los restaurantes en un momento en el que el delivery cumple un rol esencial para el sector”, asegura José Luis Zimmermann, director general de Adigital.

En las próximas semanas, estas plataformas de delivery* presentarán una propuesta de regulación para que pueda ser debatida en la mesa del diálogo social.

Descarga la nota de prensa
Accede al estudio

 

(*) Esta información hace referencia únicamente a las plataformas de delivery que operan bajo un modelo de colaboración con repartidores autónomos. Se excluyen, por lo tanto, otras plataformas o modelos operativos existentes, como el de la plataforma JustEat, en la que los repartidores son empleados de los restaurantes o de la propia plataforma. 

X