El Foro Internacional del Transporte señala la micromovilidad como la alternativa más segura para las ciudades

2 marzo, 2020

Categorías:

Smart Mobility

Comparte esta noticia:

El tráfico sería más seguro si las bicicletas y los patinetes eléctricos reemplazaran a los coches en las ciudades. Es la principal conclusión del estudio Safe Micromobility, realizado por el Foro Internacional del Transporte, un think tank internacional sobre transporte y logística integrado en la OCDE.

La movilidad se ha convertido en uno de los desafíos principales de la actualidad para las ciudades, que exigen soluciones de movilidad sostenibles y eficaces. Es por ello que han surgido en los últimos años múltiples opciones que pretenden proporcionar alternativas de movilidad a la ciudadanía al tiempo que se reduce el impacto medioambiental, como son las integradas en Smart Mobility, el colectivo por la movilidad inteligente y compartida de Adigital.

El último estudio elaborado por el Foro Internacional del Transporte analiza estas alternativas de micromovilidad, concluyendo que no solo hacen de nuestras ciudades un lugar más sostenible y habitable, sino también más seguro. 

Analizando la micromovilidad

El informe analiza la seguridad de la micromovilidad, entendiendo por micromovilidad aquellos vehículos con una masa inferior a 350 kg y cuya velocidad no supera los 45 km/h. Para ello, se han estudiado diferentes vehículos, como bicis y patinetes eléctricos, tanto de uso privado como compartido. De esta manera, el estudio concluye que, al contrario de lo que se puede llegar a creer, los vehículos de micromovilidad son más seguros que el coche, especialmente en los centros urbanos. Es más, el informe subraya que los automóviles están involucrados en el 80% de los accidentes con víctimas mortales de patinetes eléctricos y bicicletas.

Asimismo, el Foro Internacional del Transporte realiza una comparativa entre las bicicletas y los patinetes eléctricos a nivel de seguridad, concluyendo que no existen diferencias destacables entre ambos tipos de vehículos y que los conductores de patinetes eléctricos no corren un riesgo mayor de sufrir accidentes que los ciclistas.

El estudio no solo hace hincapié en la mayor seguridad de estas alternativas respecto al coche, sino que, además, señala que la micromovilidad favorece el transporte público, ya que facilita el acceso a las estaciones de metro y paradas de autobús y ofrece una solución de transporte puerta a puerta. En este sentido, determina que la micromovilidad puede contribuir de manera determinante a objetivos más amplios como la sostenibilidad, la eficiencia, la inclusión y la salud pública.

Diez recomendaciones de seguridad

El informe propone, asimismo, diez recomendaciones de seguridad dirigidas a reguladores, urbanistas, operadores y fabricantes relacionadas con el diseño del vehículo, la infraestructura de la ciudad, la circulación y la educación de los usuarios. 

Entre estas medidas destacan la creación de carriles segregados para los vehículos de micromovilidad, con el objetivo de configurar una red de espacios protegidos y conectados, además de la pacificación del tráfico en la ciudad para proteger a los usuarios más vulnerables de la carretera. En este sentido, el informe propone que, cuando estos compartan espacio con los coches, los límites de velocidad no superen los 30 km/h.

El estudio propone además una equiparación del patinete con la bicicleta a nivel regulatorio, ya que ambas alternativas comparten funcionalidades y objetivos, y destaca la importancia de recopilar datos sobre los accidentes y circulación de estos vehículos, así como del estado de las carreteras, entre otras recomendaciones.

X