Carolina Lesmes: “También las compañías tienen responsabilidades y obligaciones para con la sociedad en la que conviven y operan”

Carolina Lesmes: “También las compañías tienen responsabilidades y obligaciones para con la sociedad en la que conviven y operan”

15 diciembre, 2020

Categorías:

Blog  |  Impacto Positivo

Comparte esta noticia:

En 2019, Criteo decidió dar un giro a su estrategia de responsabilidad social corporativa: si quería tener un impacto real necesitaba hacer partícipe del cambio a su activo más importante, sus más de 2.700 empleados. En esta conversación, José Luis Zimmermann, director general de Adigital, se acerca al proyecto Criteo Cares con Carolina Lesmes, Managing Director de Criteo para España y Portugal. 

Carolina Lesmes, Managing Director de Criteo para España y Portugal, se incorporó a la compañía en enero de 2013 como Senior Sales Manager para Iberia con el objetivo de gestionar la expansión del mercado español desde la oficina de París. Tres años después, se mudaría a Madrid para convertirse en Head of Sales Iberia. 

Desde entonces, Carolina ha hecho crecer el negocio español dentro de diferentes industrias como retail, travel, clasificados, automoción, banca y seguros. En su puesto actual, como directora general de Criteo para España y Portugal, se encarga de definir la estrategia del país y el plan de acción para hacer crecer el negocio con los clientes actuales y nuevos clientes. Aunque, en paralelo, se responsabiliza también de todos los temas relativos al People Management, el desarrollo de carreras profesionales, motivación y empoderamiento del equipo. Un equipo que, por cierto, es, además, el principal protagonista y motor de la estrategia de responsabilidad social de la compañía: Criteo usa su activo más importante para generar un impacto positivo en la sociedad. 

Ese último es justo el tema que abordamos en esta conversación, en la que Carolina Lesmes nos brinda unas buenas dosis de inspiración acercándonos el ambicioso programa Criteo Cares. 

 

Adigital: Bienvenida, Carolina. Cada vez son más las empresas que buscan influir positivamente en su entorno, ya sea en el plano medioambiental, económico o social, pero ¿qué es para ti la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y por qué es importante?

Carolina LesmesPor definición, la RSC tiene como objetivo influir positivamente en la sociedad en la que cada empresa desarrolla su actividad, aunque yo iría un paso más allá: no se trata solo de influir positivamente, sino de servir a la sociedad, de serle útil, de estar disponible y en activo para ayudar y ofrecer aquello que está en tu mano. Al fin y al cabo, las empresas son un actor más en las sociedades, son un elemento de ellas con mucho más poder que los sujetos… Igual que individualmente cada uno de nosotros tiene ciertas responsabilidades y obligaciones para con la sociedad en la que vive, también las compañías las tienen para con aquella en la que conviven y operan.

 

A.: El problema, muchas veces, es que resulta más fácil actuar como individuo que como corporación, sobre todo si hablamos de empresas grandes, ¿no?

C.L.Sí que es cierto que, en términos generales, individualmente la organización es más fácil porque no tienes que ponerte de acuerdo con nadie, pero se llega más lejos en grupo, así que no se trata solo de pensar en qué es más fácil, sino en qué es más útil para la sociedad.

Incluir la RSC como pilar de la agenda de una empresa es un reto, desde luego, y no exclusivamente a la hora de organizarlo, pero es un reto necesario. Porque, además, implica no solo el identificar y saber aprovechar los activos únicos de tu compañía para el bien social y ambiental, sino fomentar una cultura diversa en el lugar de trabajo en la que todos los empleados se sientan cómodos y de la que todos ellos puedan formar parte. 

 

A.: Alinear todos esos aspectos debe ser complicado, sobre todo en compañías grandes con tanta diversidad interna, como puede ser Criteo… ¿Cómo crees que debe actuar una compañía para detectar de qué manera puede servir a la sociedad en la que opera y cómo ha de organizarse internamente para hacerlo?

C.L. Exacto, Criteo es un ejemplo clarísimo. Contamos con más de 2.700 empleados repartidos por 29 sedes, así que hay muchísima diversidad en la compañía. La organización es siempre muy importante, pero en casos como el nuestro, mucho más.

Dentro de nuestro programa de RSC, Criteo Cares es un programa liderado por los propios empleados en el que hacemos, precisamente, lo que te comentaba: aprovechar los activos únicos de nuestra compañía, las personas, para trabajar en tres pilares fundamentales que son el Medio Ambiente, la Diversidad y la Inclusión y lo que denominamos Tech for Good, que se centra en la educación y el talento. 

 

“No se trata solo de pensar en qué es más fácil, sino en qué es más útil para la sociedad”

 

Los empleados se organizan en lo que denominamos Comunidades y de manera colectiva trabajan en aquellas cuestiones que más les preocupan, llevando a cabo proyectos de concienciación y de promoción del cambio. Cada Comunidad cuenta con un Sponsor y un Líder. El Sponsor es alguien de la compañía con un peso realmente específico, por ejemplo, Shruthi Chindalur, nuestra Executive MD para EMEA, lo es para Woman Community, quien ofrece un apoyo especial, da visibilidad y promueve acciones alineadas con los objetivos y estrategia específicos de esa Comunidad. Y el Líder es un empleado, que trabaja junto con el manager del programa de Criteo Cares en los objetivos y la dirección estratégica de dicha Comunidad, escalando ideas o necesidades a la dirección de la compañía.

Como ves estamos muy organizados y en definitiva se trata de ser útil, de aportar e influir positivamente en aquellas causas que a cada uno le mueven, porque es ahí donde se puede promover el cambio y vamos a ser valiosos…

 

A.: Muchas veces queremos abarcarlo todo y al final en vez de ayudar y aportar, solo conseguimos crear ruido. ¿Cómo se organiza una compañía como Criteo para huir del ruido que no aporta y centrarse en esos objetivos realistas que explicas?

C.L.:  Siendo críticos con nosotros mismos. Es importantísimo saber qué está en tus manos, qué puedes ofrecer y cómo puedes ofrecerlo. Por supuesto que hay que ser ambicioso. Todos queremos aportar y servir mejor a la sociedad, es una obligación hacerlo y forma parte de las responsabilidades que tenemos como parte de esta, pero tenemos que ser conscientes de hasta dónde podemos llegar sin dificultar el camino a los demás.

 

Empleados unidos por una misma causa

Como te comentaba anteriormente, Criteo Cares se organiza en distintas Comunidades o Communities. La Green Community tiene como objetivo fundamental promover la conciencia medioambiental y acompañar a la compañía en su transformación hacia un futuro más sostenible y responsable.

La Women@Criteo Community, que tiene como misión promover la igualdad de género, siendo un catalizador para el avance de las mujeres en Criteo y en nuestra industria, promoviendo la igualdad de oportunidades en nuestra organización.

La Pride Community, que aboga y defiende un entorno laboral inclusivo y seguro. Tiene como objetivo brindar visibilidad y un sentido de pertenencia a los miembros y aliados LGTBQ+.

La Critenable Community, que fue creada por un grupo de empleados que creen que tenemos que cuidar y tener en cuenta a nuestros empleados con discapacidades. Es un grupo abierto en el que se debate y se llevan a cabo acciones concretas para construir un mundo más accesible dentro y fuera de Criteo.

Y, por último, la Education Community, que consiste fundamentalmente en poner nuestras habilidades, experiencia y conocimiento al servicio de los demás, de aquellos que más lo necesitan.

 

A.: ¿Y con qué tipos de programas trabaja entonces cada Comunidad de Criteo Cares? ¿Nos puedes poner algún ejemplo? 

C.L.Actualmente, estamos muy volcados en las acciones medioambientales

Como ya sabes, somos una compañía de tecnología global, la principal plataforma de publicidad para el internet abierto. Nos esforzamos por apoyar a los comerciantes del mundo con una publicidad impactante y en la que se pueda confiar. Pero para desarrollar nuestra actividad necesitamos centros de datos y servidores que consumen mucha energía. Somos plenamente conscientes del impacto que esto tiene en el medioambiente, así que nos esforzamos mucho para reducir nuestra huella de carbón con data centers con energía 100% renovable, con servidores cuyo consumo energético sea menor y controlando en todo momento los consumos energéticos, la temperatura, la humedad, etc. En un solo año desde que comenzamos a modificar la forma de trabajo, pasamos del 15% de energía procedente de fuentes renovables en 2017 al 84% en 2019. Lo ideal sería poder hablar de un 100% y eso es lo que perseguimos a través de distintas iniciativas y proyectos que buscan compensar la energía que consumimos con el uso de fuentes de energía renovable o certificadas.

En 2019, el 84% de la energía consumida por Criteo ya procedía de fuentes renovables

Por otro lado, disponemos de oficinas sostenibles: el 61% de nuestras oficinas tienen un Green Certificate. Barcelona, Estocolmo y Miami están ubicados en Edificios con certificado LEED (Leadership in Energy and Enviroment Design). Y hemos reducido la huella de carbono de la compañía en un 13%, todo gracias a la reducción de los viajes de negocios, el apoyo al trabajo desde casa y ayudas para el transporte público. 

 

A.: Y junto a la parte medioambiental, trabajáis en esas otras dos áreas de diversidad y talento… 

C.L. Dentro del pilar de diversidad e inclusión hemos desarrollado, por ejemplo, un programa de formación para concienciar sobre los sesgos inconscientes durante los procesos de selección de personal. En un primer momento, esta formación se preparó para todos los empleados del equipo de Liderazgo de Personas, pero luego se amplió a todos los directores de I+D y a todos los reclutadores. Nos dimos cuenta de que la diversidad y la inclusión son una prioridad del sector I+D. 

También estamos desarrollando una red de Diversidad e Inclusión a través de la cual las empleadas tienen la oportunidad de conectarse entre sí, realizar eventos, charlas…. Por ejemplo, en 2019 la empresa organizó dos sesiones de speed-mentoring en Francia, con el objetivo de capacitar a las mujeres y animarlas a seguir con sus carreras en el sector de la tecnología. Las empleadas que participaron tuvieron sesiones individuales con un superior de la compañía para hablar sobre su futuro en Criteo.

“Es clave contar con opciones que motiven a los empleados a formar parte del cambio de la mano de su compañía”

Queremos cambiar la mentalidad de la comunidad de Criteo. En los próximos años, tenemos la intención de establecer objetivos en términos de contratación de perfiles diversos, de promociones y de formación.

Criteo es una compañía muy diversa, contamos con una gran mezcla de talento local y personas de diferentes culturas y orígenes, hay 86 nacionalidades diferentes representadas en el equipo total…claramente la diversidad y la inclusión tienen que formar parte de nuestra agenda.

 

A.: Pero, como comentabas, al final todo esto sería imposible si no se consigue involucrar al equipo. ¿Cómo se afronta ese reto? 

C.L.  Creemos que el estar organizados en comunidades por temáticas es muy útil y facilita mucho las cosas.  Los empleados se involucran en ellas según sus preferencias. Yo creo que esa es la clave, contar con opciones que motiven a los empleados a formar parte del cambio de la mano de su compañía. Primero, porque la compañía necesita de la participación interna para conseguir alcanzar los objetivos de las iniciativas que plantea; y, segundo, porque para los empleados también es una motivación el sentirse parte de una empresa que sirve y ayuda a la sociedad de la que son parte y que tiene en cuenta sus prioridades, sus intereses y sus preocupaciones a la hora de plantear soluciones y programas para influir positivamente.

 

A.: Resaltas la importancia de conseguir que los empleados se involucren al 100% y participen a través de proyectos que de verdad les interesen. A raíz de esto, comentas que son las Criteo Communities las que definen las iniciativas, pero ¿dais la posibilidad de que sean los empleados los que propongan programas o proyectos con los que colaborar? 

C.L.Así es como lo hacemos. Criteo Cares es un programa de Responsabilidad Social Corporativa liderado por los empleados. Son ellos dentro de cada Comunidad los que definen la hoja de ruta, proponiendo proyectos de concienciación, estableciendo sus preocupaciones y prioridades. 

La diversidad interna con la que contamos en Criteo, y que antes comentábamos al hablar del pilar de diversidad e inclusión, nos brinda una riqueza maravillosa que nos permite contar con información sobre causas y proyectos que no conoceríamos o a los que no podríamos acceder sin la ayuda de los empleados. 

 

A.: Con todos estos ingredientes, el compromiso a todos los niveles será grande…

C.L.Lo es. Hace unos meses, medíamos el nivel de compromiso interno con las iniciativas de Criteo Cares y nuestros empleados se encuentra en 70 puntos sobre 100, lo cual es muy positivo porque sabemos que estarán abiertos a involucrarse en programas y proyectos de RSC. Esto nos anima a seguir apostando por la RSC, a seguir promoviendo iniciativas en Criteo Cares y a creer en que debemos y podemos servir a la sociedad.

 

A.: Llegamos al final. Hemos analizado el entorno e identificado las necesidades, las Comunidades están creadas y trabajando a tope… ¿hay resultados palpables? 

C.L.¡Por supuesto! En el caso de Criteo España colaboramos con varias Fundaciones y ONGs, por ejemplo con la ONG Cooperación Internacional y específicamente con un grupo de niños en riesgo de exclusión social del colegio, San Antonio, a quienes llevamos a hacer actividades que ellos en su día a día no pueden realizar. Colaboramos también con la fundación Padre Garralda, que ayuda a reclusos en tercer grado (fuimos a pintar las casas donde ellos viven para que estén en buen estado) y con la Asociación Reforesta, para plantar especies que están desapareciendo por culpa del ganado en la zona de la Sierra de Madrid.

Otro tipo de logros y resultados a nivel más global y del que nosotros mismos nos beneficiamos, internamente, como parte del compromiso de la Compañía con la plantilla y con el talento, son las más de 43.000 horas de formación a nuestros empleados, el 80% en clase presencial y el 93% online. Sin duda, oportunidades esenciales para todos nosotros.

 

X