Adigital celebra el reciente acuerdo político entre España y Estados Unidos que eliminará el impuesto digital unilateral

Adigital celebra el reciente acuerdo político entre España y Estados Unidos que eliminará el impuesto digital unilateral

26 octubre, 2021

Categorías:

Adigital  |  Policy

Comparte esta noticia:

El pasado 8 de octubre se aprobaba en el seno de la OCDE el acuerdo para adaptar la fiscalidad a la era digital. Unas semanas más tarde, España, Francia, Italia, Austria y Reino Unido han conseguido firmar un acuerdo político con EEUU para introducir un régimen transitorio desde 2022 hasta la implementación del nuevo sistema fiscal. Adigital celebra este acuerdo que, considera, responde a las necesidades de una economía cada vez más globalizada y digitalizada. 

A través de este compromiso político, España, Austria, Francia, Italia y Reino Unido se comprometen a retirar sus impuestos digitales unilaterales. Estados Unidos, por su parte, pondrá fin a las acciones comerciales unilaterales. Unas negociaciones que se producen tras haber salido adelante, definitivamente, la propuesta de la OCDE para adaptar la fiscalidad a la era digital.

Cabe recordar que el acuerdo global alcanzado en el seno de la OCDE contempla medidas para que las grandes multinacionales tributen por sus actividades y ventas en todos los países donde realizan operaciones (Pilar I) e introduce un tipo impositivo mínimo efectivo internacional del 15% (Pilar II). Con el compromiso alcanzado entre España, Francia, Italia, Austria, Reino Unido y Estados Unidos, se establece un régimen transitorio hasta la implementación efectiva del Pilar I que prevé que el impuesto digital devengado en dichas jurisdicciones se pueda compensar con el impuesto sobre sociedades, en lo que exceda de lo que hubiera correspondido por la aplicación de dicho pilar.

El acuerdo definitivo para un impuesto digital global

La creación de un impuesto digital comenzó a plantearse como una posibilidad en 2017, de la mano de los ministros de Economía de Francia, Alemania, Italia y España, quienes solicitaron a la Comisión Europea que se gravasen las actividades de economía digital.  Sin embargo, la solución se ha visto frustrada desde sus inicios.

La propuesta de Directiva por parte del ejecutivo europeo se publicó en 2018, aunque la necesidad de llegar a la unanimidad en materia fiscal impidió que se materializase. A partir de entonces, el impuesto digital comenzó a fragmentarse en soluciones unilaterales llevadas a cabo por diferentes países, dando lugar a  diversas controversias a nivel internacional, económico y comercial. Este fue el caso de Francia (lo que generó tensiones con EEUU) y de España, con la aprobación de la ley 4/2020, de 15 de octubre, del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales.

Desde el sector digital, se advirtió desde el principio sobre los riesgos para la competitividad económica, el crecimiento de las empresas y el desarrollo social de una decisión unilateral impuesta a nivel nacional y se insistió en la necesidad de una solución multilateral. Esta última propuesta era la que defendían la OCDE y el propio G20: una solución global de consenso que redujese los riesgos a la competitividad y a la innovación en una economía globalizada.

Finalmente, tras años de negociaciones, la propuesta para adaptar la fiscalidad a la era digital comenzó a desbloquearse el pasado mes de junio con un primer acuerdo en el marco de los países del G7, que fue posteriormente extrapolado al seno de la OCDE, el pasado 8 de octubre.

Adigital acoge de manera muy positiva la gestación y materialización de estos acuerdos que lleva reclamando durante años. La necesidad de búsqueda y consecución de una solución multilateral consensuada, que obedeciese al carácter global y a la digitalización económica ha sido siempre la recomendación del sector.

X